lunes, 4 de octubre de 2010

Extrañando...



Suspiré, extrañe tu mirada
llena de  ternura alegrandome en mi llorar,
tu voz hablandome al oido, consolandome  cuando mas desolada me sentí,
los años pasaron, nuevas parejas encontramos,
nuevas caídas enfrentamos, nuevas perdidas y desilusiones,
como extraño que alguien se acerque a intentarme consolar..

Hueco quedo mi pecho, después de tu marcha,
vacío, profundo dolido, mi corazón lloraba eh intentaba sanar sus heridas,
no podía mas que extrañarte, mas que llorar eh intentar levantarme,
así dolida y cansina pasaban mis días...

De repente mi mundo brillo,
mis ojos se segaron ante semejante cariño y bondad,
no podía creer, que siempre lo tuve enfrente  y de el cuenta no me di..

Reflexionando me doy cuenta que siempre lo espere,
acompañándome en lo bueno y lo malo, sin tener porque,
encuentro en el un amor tierno y sincero,
a pesar que reconozco que extraño tu cálida sonrisa...
Pero veo que siempre fue para alguien mas,
mio nunca fue, solo un amigo debió de ser,
y yo por fin mi lugar creo que encontré...

Unida a mi amor  feliz sigo la vida,
tropiezo y me vuelvo a levantar,
porque a aprender vine y mas no puedo pedir,
alcanzar la felicidad es algo que siempre podemos hacer,
pero nos negamos a obtenerla.

Parejas hizo el destino, jugando con sus piesas,
como simples lacayos, moviendo todo a su gusto,
a pesar de lastimarnos en el camino,
la recompensa encontramos,
compañeros adecuados llegaron y con ellos disfrutamos.

El amor es algo indescriptible, es una fuerza misteriosa que une gente,
así sea atravez de mares de odio y amargura,
siempre triunfa, sale invicto y valeroso.

Guías prestaron su ayuda en el camino,
tratando de dialogar para lograr un buen destino,
viejos amores,
nuevos comienzos emprendidos...
no faltan comprensión, no falta amor,
solo falta quien juegue a no tener corazón...

El futuro siempre esta lleno de esperanza.