viernes, 3 de septiembre de 2010

Capitulo #4: Demasiada información.


-¿Qué no me quieren decir?-.Pregunte desconfiada mirando a Jake.

-Es solo que tenemos algunos secretos que creo te debería comentar-.Dijo Jake tajante.

-¡SON UNOS IDIOTAS!, AMBOS, ¡¿COMO CREES EN UNA HUMANA?! ELLOS NO SABEN GUARDAR SECRETOS-.Grito desesperada Leah.

-ELLA ES MUY CONFIABLE LEAH, ¡MAS QUE TU!-.Le grito Jake de vuelta con una especie de gruñido al final.

-GRANDISIMO IDIOTA-.Grito de nuevo Leah.

-Para Leah, si no quieres terminar mal, y lárgate-.Gruño Jacob esto si me estaba asustando ya, me preocupa, siento temor de Leah….

-NO TENGO PORQUE CAYARME, SI LE DICES NOS PONES EN PELIGRO A TODOS, ¡Y NO QUIERO EMPEZAR DE NUEVO!-.Leah cada vez estaba mas enojada, no sabia si le iba a pegar a Jake pero por su aspecto juraría que si…

-¡NO TE METAS!, SE LO QUE HAGO, Y SI SALIERA MAL ALGO YO ME HAGO RESPONSABLE-.Gruño Jake agazapándose como león al asecho.

-¡LARGATE DE AQUÍ JUNTO CON TU MASCOTA!-. Grito Leah viéndome de forma despectiva.

-ELLA NO ES MI MASCOTA YO LA AMO-.Gruño Jake cada vez más molesto.

-¡¿CUANDO SE AH VISTO QUE UN GATO SE ENAMORE DEL RATON?!-. Leah estaba que echaba chispas por los ojos, me quería matar eso era seguro.

-¿Qué demonios tienes contra Bella, Leah?-.Pregunto entrando Paul.

-No tengo nada, y no tienes porque pedirme explicaciones, ¡NO ERES MI PADRE!-. Leah estaba fuera de control si un adulto no llegaba en este momento van a terminar golpeándose.

-Cálmate por favor ya Leah-.Dijo entrando con seguridad Seth, a pesar de que le pudiera pegar se le acerco lentamente y poso su mano en el hombro de Leah, y en cuanto hizo eso el ambiente en todo el cuarto paso de ser tan denso que se podía cortar con cuchillo de carnes, a como si solo se hubiera dicho algo indebido.

-¿Qué paso aquí?-.Pregunto entrando un hombre como de 30, moreno pero pálido como todos los Black, de ojos caramelo, y pelo negro, con una bata de medico

-Leah se porto como una engreída para variar-.Dijo Jacob de forma despectiva y grosera.

-Y tu como un idiota e iluso, ¡Qué novedad!-.Dijo sarcástica.

-Chicos paren de ofenderse, somos una familia, y no me gusta verlos así-. Dijo el mayor.

-¿Qué fue todo ese alboroto chicos?-.Pregunto entrando una mujer de apariencia amable y dulce.

-Nada Mama, solo una pequeña diferencia de opinión-.Dijo Seth tratando de restarle importancia al asunto, dijo ¿mamá? Pero si se ve muy joven bueno de seguro lo tuvo muy chica

-¿A si?-.Pregunto su mama.

-Si, solo fue eso una riña-.Dijo Paul mirándome con ojos preocupados.

-Oh, pero que groseros, no nos hemos presentado soy Emily-. Dijo sonriéndome.

-Mucho gusto señora, soy Bella-.Dije haciendo mi mejor intento de sonreír.

-Por favor solo dime Emily, no señora, me haces sentir abuela-.Dijo Emily riendo.

-Mucho gusto soy Sam Black, el nuevo medico aquí en Forks-.Dijo cordial.

-El gusto es mío Doctor Black, ya sabia yo que era doctor-.Dije sonriendo

-Jajaja, ok primero tampoco me hables de usted, solo Sam, y segundo ¿Cómo lo sabias?-.Pregunto.

-No se, solo que su forma de ser me parecía de medico por eso jajaja y bueno su bata jajaja-.Dije riéndome.

-Oh, bueno lo que pasa es que al llegar a casa escuche los gritos y no me dio tiempo de cambiarme, habiendo calmado los ánimos bajare a cocinar algo para ustedes chicos-.Dicho esto Sam y Emily salieron de la habitación.

-Me podrían hacer el favor de decirme ¿Qué pasa?-.Pregunte algo ceñuda.

-Que son unos tontos-.Dijo Leah saliendo y azotando la puerta.

-Es que…. Bueno no se como comenzar-. Dijo Jake caminando de un lado a otro nervioso

-Bella dime ¿Te imaginas como pudieron subir desde el piso a la recamara sin matarse?-. me pregunto Paul.

-Ni la más mínima idea-.Dije segura.

-¿Bella que notas diferente en nosotros a comparación de los demás?-.Pregunto Seth tratando de guiarme hacia la respuesta, o eso pense, me puse a reflexionar sobre lo que recordaba, las leyendas Quileutes de ayer, lo que me había dicho Jake de no poder ir a la Push…

-Su forma de caminar es muy grácil, parece que no tocan el piso, a pesar de comprar comida en la escuela no la comen, sus ojos a veces son mas oscuros y después vuelven a ser caramelo, hablan de manera antigua y están fríos, pero estar frio en Forks no es novedad -.Dije pensando en que podría ser lo que me quieren decir.

-Muy perceptiva-.Dijo Jake mirándome asombrado.

-¿Qué mas?-.Pregunto Paul tratando de hacerme recordar mas cosas.

-Tienen una belleza sobre humana, los días que hubo sol no fueron a clases, la gente casi no seles acerca a pesar de ser los mas cotizados aquí, no le caen bien a los Cullen, y no pueden ir a nadar en la Push por lo que me doy cuenta-.Dije un poco cabizbaja, pensé un poco mas, y le di al clavo, todas las piezas se unieron… lo que eran, el porque no bajaban a la Push, era una sola respuesta…

Ellos….

Ellos… Eran unos…

-¿Ustedes son unos Vampiros?-.escupí de repente sin pensarlo siquiera

-Si así es Bella, eso somos, por eso Leah no quería que te dijera nada-.Dijo Jake caminando lentamente hacia mi, como si me fuera a asustar, o salir corriendo.

-Bueno pues era obvio que eran diferentes, solo tengo que procesar un poco más la información-. Dije tranquila.

-¿No nos tienes miedo Bella?-.Pregunto asombrado Seth.

-No, no hay porque tenerlo, se que no me harán nada-.Dije convencida.

-¡MARAVILLOSO!-.Dijo entusiasmado Paul.

-Entonces bienvenida a la familia hermanita-.Dijo Seth dándome un abrazo fraternal.

-Bienvenida Bella-.Dijo sonriendo Paul.

-yo… ¿gracias? Sonó mas a pregunta

- jajajajajaja -todos estallamos en risas

-Bueno ahora los dejamos solos para que conversen-.Dijo Seth después de un rato y saliendo rápidamente de la habitación.

-Hasta luego chicos-.Dijo Paul despidiéndose.

-¿En serio no quieres salir huyendo de aquí?-.Pregunto Jake, dudando aun sin acercárseme del todo.

-Segurísima-. Dije sonriendo mientras me acercaba a él y lo abrazaba.

-Ok, pero necesito que veas antes realmente que soy-.Dicho esto me aventó sobre su espalda, brinco desde el balcón y emprendió carrera por el bosque, hasta que llegamos a un claro lleno de flores…

-Soy el depredador mas peligroso, durante años hemos sido temidos, unos monstruos que acechan la noche, peligro para los humanos, asesinos-. Dijo con mirada fría.

-Jake no me harías daño, estoy segura-.Dije avanzando hacia el.
De pronto brinco hacia un árbol, subió y se inclino sobre una rama, para luego decir:

-No comprendo como no temerme-. Dijo con mirada incrédula.

-Porque te amo, por eso no te temo-.En cuanto dije eso se inclino, bajo y me beso como nunca espere que lo hiciera, profundo y tierno…

-¿Bella quieres ser mi novia?-.Pregunto sonriendo y subiéndome a mi también al árbol.

-Si, claro que si Jake, me haces muy feliz-.Dije dándole otro beso, pasaron las horas y volvimos a la casa Black, Emily había preparado pasta, por lo cual cene mientras ellos me miraban, después de eso y con mucho esfuerzo Jake me dejo cerca de la casa de mi familia, los Cullen, nos despedimos y camine sobre un camino ya tan conocido hasta llegar a la casa en la cual todos aparentemente seguían despiertos, apenas llegue al porche, y Alice abrió la puerta de golpe diciendo:

-¡Te extrañe tanto Bella!, estaba muy preocupada por ti-.Dijo abrazándome con todas sus fuerzas, pasamos a la casa y los siguientes fueron Carlisle y Esme.

-¿Dónde estabas hija?, me tenias muy preocupada-.Dijo en tono de regaño, pero sin embargo me daba mucha tristeza preocupar a Esme siempre la había querido y no avisarle era algo casi imperdonable.

-Perdona mama, binó Jake y me recogió estuve en su casa toda la tarde, lamento no haberles llamado-.Dije bajando la cabeza.

-Esta bien, solo no nos vuelvas ah asustar así por favor hija-.Dijo Carlisle.

-Si Carlisle-.Dije sonriendo y abrazándolos.

-¡Hey Bella ven acá!, tengo a alguien a quien presentarte-. Grito Emmet desde la sala.

-¡Ya voy!-. Conteste corriendo hacia haya.

-Hermanita te presento a mi hermano James, tu cuñado-. Dijo guiñándole un ojo a Rose la cual se sonrojo.

-¡Hola mucho gusto!, Bella Swan-. Dije tendiéndole la mano, el la estrecho y me sonrió.

-James MacCarty-. Dijo sonriendo.

-Rose cierra la boca, que si no te tendré que traer un balde para la baba-. Rio Emmet.

-¡No seas grosero Emmet!-. Gritamos Alice y yo a la vez…

-¿Chicos donde esta Edward?-. Todos me miraron con angustia y James me dijo:

-Ah Edward no le caigo muy bien, porque cela a su prima-. Dijo guiñándole un ojo a Rose, la cual se sonrojo de nuevo.

-Dijo que se siente mal, y se encerró en su cuarto, tal vez a ti te haga caso-. Dijo Alice, subí al cuarto de Edward, toque tres veces y no contesto nadie, ni si quiera se oía su respiración, así que me arme de valor y abrí su puerta, lo que no me esperaba fue lo que vi, ¡NO ESTABA!

-¡Edward!-. Dije lo mas bajito que pude para no alertar a Carlisle y los demás, el balcón estaba abierto, y aun lado tenia una escalera que llevaba hasta su cuarto de música, esa escalera la usábamos de chicos para escapar cuando Emmet quería hacerle algo a Trapitobabito, si Edward no estaba ahí, llamaría a Esme y Carlisle.

Subí lo más rápido que pude, ya que le tengo mucho miedo a las alturas, cuando llegue al balcón subí el último peldaño para entrar en el cuarto, entre, tratando de ser silenciosa, la imagen que vi me destrozo el corazón, Edward estaba llorando, y con las manos jalando su pelo, lloraba por desesperación, entonces escuche:

-¿Por qué tengo que ser tan iluso?, ella ya tiene novio-. Repetía sollozando.

-Edward, ¿te sientes bien?-. Pregunte preocupada.
-¡Genial!, ya hasta desvarió-. Dijo riendo amargamente, y con lágrimas aun recorriendo sus mejillas, me le acerque y toque su frente, estaba ardiendo, de seguro tenia gripe, y el llanto es normal, ya que te pones muy sensible.

-Edd, cielo, vamos a tu cuarto a que te recuestes ¿si?-. Dije tratando de pararlo, pero el me jalo y se tendió en mi regazo a llorar, paso una hora hasta que pudo dormirse, la fiebre aun era alta, así que lo recosté en su sillón de cuero negro que tenia en su estudio, moje toallas y se las puse en la frente…
………..

Desde esa noche Edward no me dirige la palabra, a los dos semanas Alice dejo de intentar acercarlo a mi, y para colmo cuando los Cullen se enteraron que soy novia de Jake, ninguno me quiso hablar desde ese mismo momento, sigo con el mismo sueño de esos terroríficos ojos rojos, y en Seattle las cosas cada vez están peor, desapariciones de muchachos, y robos de ropas, nadie cree que sean asesinatos, ya que no encuentran los cuerpos, tal vez sean secuestros, hoy se cumplen 3 meses de no hablar con Edward, pero también 3 meses de MUCHO AMOR CON MI JAKE, el es todo lo que puedo pedir y desear, lo amo tanto, como nadie se da una idea, incluso Leah ya no hace berrinches por verme en la casa Black, ahora solo me ignora, cosa que creo que es mejor…

-¿Hija me estas oyendo?-. Pregunto mi mamá, moviendo frenética mente la mano frente a mis ojos.

-Perdona mama, estaba pensando en algo más-. Dije sincera.

-¡Huy esta pensando en el novio!-. Dijo en tono de carrilla, y picándome con el codo las costillas.

-Jajaja, pues en muchas cosas mama-. Dije pensando en los Cullen, ahora cada vez que llamo los chicos salieron, o esta ultima vez me dijeron que tenían paperas, y nadie podía ir a verlos, esto es muy raro, deje de verlos en abril, estamos a finales de Junio, en la ultima semana de clases.

-¿Oye hija entonces si vas a ir a New York el fin de semana?, recuerda que les queda solo la próxima semana, y también esta el baile de primavera-. Dijo sonriéndome.

-¡Si mama!, por supuesto que voy, no me pierdo la oportunidad de ver a Yess y a Gaby-. Dije recordando a mis dos mejores amigas… Antes pensaba en decirles que volvieran aquí conmigo pero con esto de los vampiros, no se si ellas lo descubren que pasaría…

…...

-Bueno jovencita, pues a hacer las maletas el avión sale en 3 horas-. Dijo recordándome lo tarde que era y que aun tenia que llamar a Jake, para decirle que nos vemos en el aeropuerto.

-Si, te amo-. Dije saliendo de un salto del sillón y corriendo hacia las escaleras.

Metí la ropa necesaria para el fin de semana, no más, ya que seguro las chicas me harían ir de compras con ellas, una, ves terminada mi maleta, llame a Jake:

-Hola amor-. Dije sonriendo al pensar en verlo.

-Hola hermosa-. Dijo Jake con voz tierna.

-Ya tengo lista mi maleta, ¿y tú?-. Pregunte, deseando que ya estuviera hecha y por nada del mundo llegara tarde.

-Si cariño, ya esta, ¿entonces nos veríamos en el aeropuerto?, ¿o paso por ti hermosa?-. Pregunto.

-Nos vemos en el aeropuerto, porque mis papas me quieren llevar-. Dije suspirando y haciendo un pequeño puchero.

-Tranquila tendremos todo el camino para platicar amor-. Dijo Jake en tono calmado.

-Bueno mi amor, te dejo, tengo que hacer una tarea para no tener pendientes el fin de semana-. Dije un poco triste por cortar la llamada.

-Ok, yo también te amo, nos vemos en un rato-. Y colgó, hice el ultimo proyecto que debía entregar en el semestre y se lo envié al profesor de trigonometría, llego la hora, baje mis maletas, y mis padres y yo nos subimos al Mercedez, a pesar de que ya había llegado mi Audi, conducimos con las ventanas cerradas al aeropuerto, mi mama me iba diciendo lo mucho que me iba a extrañar, y mi papa y yo solo reíamos ya que solo eran ¡2 días¡, bueno 3, pero ese día se iba a ir dividido entre la ida y venida, llegamos al aeropuerto y después de que mi madre y yo lloráramos abrazadas, mi padre me dejara encargada con Jake, y subiéramos al avión el vuelo fue realmente tranquilo y placentero, lo primero que paso cuando llegamos a NY, fue ver a Yessi y a Gaby esperándome debajo de las escaleras del avión, ¡Dios casi lloro de la
¡Emoción!...



PVO EDWARD.

Han pasado 3 meses desde que hable con Bella, los 3 meses mas largos de mi vida, me pesa cada día mas el estar alejado de ella, podría jurar que han pasado años, desde que le hable, la ultima noche que la vi fue cuando estaba enfermo de gripe y Bella me consoló, al día siguiente ya no le hable, James se la paso acaparando la atención de todos y a pesar de que Bella me intentaba hablar, yo la ignoraba, me había visto de la forma mas humillante posible, llorando por amor, pero DE AMARLA JAMAS ME ARREPENTIRE…

-¡Hay hermanito!, deja de suspirar por amor solo vuélvele a hablar y ya-. Me regañaba Alice.

-¿Qué quieres que haga Alice?, me he portado como un patán con ella-. Dije frustrado por mis propias acciones.

-Solo discúlpate, Bella también te ah de extrañar-. Dijo Alice, como si estuviera segura de ello.

-Pero tiene novio Alice, no tiene porque extrañarme-. Dije tristemente.

-Hay Edward, tu sabrás solo deja de estar así por ella, se que se dará cuenta de que te ama, y serán muy felices-. Dijo Alice parándose y dándome un beso en la cabeza, cuando Alice salió de mi habitación, solo atine en suspirar, y poner una canción de Julio Iglesias: El amor.

El amor, no solo son palabras que se dicen al asar,
Por un momento y sin pensar,
Son esas otras cosas que se sienten sin hablar,
Al sonreír, al abrazar.

El extrañar tanto a Bella era mi perdición, pero no la podía sacar de mi corazón.

El amor, el amor, el amor…

El amor a veces nunca llega porque pasa sin llamar,
Se va buscando a quien amar,
A veces cuando llega, llega tarde porque ya hay alguien más en su lugar.

El amor llamo a mi puerta cuando conocí a Bella esa primera vez, ella es mi dueña sin saber.

El amor, el amor, el amor…

El amor no sabe de fronteras,
De distancias, ni lugar,
No tiene edad, puede llegar
Perdido en la gente
O arrullado en un cantar,
Por un reír, por un llorar.

Al tenerla lejos comprendí, que sin ella no puedo volver a vivir.

El amor, el amor, el amor…

El amor es perdonarse todo sin reproches y olvidar
Para volver a comenzar,
Es no decirse nada, y en silencio caminar,
Es ofrecer sin esperar.

Yo por verla daría todo y a su lado siempre estar.

El amor, el amor, el amor…

Y así con las ultimas notas de esta canción, se inflamo de tristeza mi corazón, y de anhelo por tenerla entre mis brazos, y decirle las palabras que en mi garganta pugnaban por salir, tan sencillas, tan verdaderas, tan solo: un te amo…

En Seattle las cosas iban peor, mis hermanos y yo estábamos muy nerviosos últimamente era como si estuviéramos esperando que algo malo pasara como si fueran a llegar terroristas en forks de un dia a otro.

Una fiebre apareció en mi el sábado por la mañana, mi humor cambiaba, y de un de repente estando afuera de mi casa bajo la lluvia…

Mi cuerpo me dolía fuertemente, sentía mi propia temperatura aumentar inhumanamente, al punto de sentir como si me quemara, estaba tirado en el bosque retorciéndome del dolor sentía como si mis huesos cambiaran de posición, de repente escuche como se rompía mi ropa, empezó a salirme pelo y me hice al triple de altura, todo paso tan lento pero a la ves muy rápido y cuando menos me di cuenta estaba corriendo hacia la playa de la Push, llegue a la orilla del mar ¡No podía creer lo que estaba viendo en mi reflejo!, ¡era un lobo color broncíneo con las orejas negras!,

¡¿Cómo es posible?!

Asustado y atónito regrese corriendo al bosque todo era como sacado de una película, mis sentidos estaban más desarrollados tenía una gran vista, escuchaba hasta la más pequeña de las hormigas, y no digamos de la velocidad pues parecía que tenía un cohete en el mismísimo trasero.

Corrí por no se cuanto tiempo también parecía que mi sentido de la ubicación estaba mas derrarollada pues savia perfectamente que había salido de forks, di vuelta y regrese al bosque cerca de mi hogar me deje caer y espere ¿que tenía que hacer ahora?, ¿que era lo que me pasaba?, ¿regresaría a mi cuerpo? Deje pasar las horas, ya cerca de la noche cuando por fin estaba un poco menos aturdido con todo lo sucedido sentí de nuevo que mis huesos dolían un poco y parecía que estaba de nuevo saliéndose de lugar, minutos mas tarde estaba en mi cuerpo de siempre como el humano de siempre como si nunca me hubiera pasado nada, y estaba desnudo, camine hasta llegar al limite del bosque que dejaba ver mi casa durante ese trayecto me pude dar cuenta de que mis sentidos desarrollados estaban intactos gracias a eso me pude dar cuenta que no había nadie en casa pero que se acercaba un carro por la carretera, decidí averiguar si también conservaba la velocidad, pues tenia que entrar y vestirme antes de que alguen me viera como dios me trajo al mundo.
Minutos después sentado en la cocina comprobé que tenia unas nuevas habilidades como Fuerza, Velocidad, mis cinco sentidos estaban super desarrollados y tenía una temperatura muy elevada y aparte de todo tenía un apetito feroz.

Horas más tarde llego mi familia, mis hermanos pasaron rápido a mi lado y apenas se fijaron en mi, padre se acerco distraídamente mi madre fue directo hacia mi

-Edward cariño no te vi en todo el dia ¿en donde andabas jovencito?- pregunto y me dio un beso en la mejilla, acto seguido se retiro – Edward te sientes bien tienes fiebre!!! –

- mamá yo…- tenía que contarles ellos eran mis padres y ellos me ayudarían, tenía que decirles – yo… estoy bien… pero…-

-Edward sabes que nos puedes confiar en nosotros- me dijo Carlisle

-yo tengo un problema... no sé qué me pasa… no sé como sucedió – dicho eso abrí el congelador saque un bote de helado lo sostuve entre mis manos unos minutos me dirigí al fregadero lo incline para dejar caer liquido de fresa

Esme y Carlisle se miraron con entendimiento Esme asintió y Carlisle hablo:

-yo si se lo que sucede tenemos que hablar -

Hable con Carlisle el cual me explico que las leyendas eran verdad, tarde en comprenderlo pero lo acepte ya que ahora era mi destino.
Días después se convirtió Jasper, seguido de Alice, y por ultimo Rosalie… y yo según papá, era el Alfa de la nueva manada

El peligro acechaba en Seattle y estaríamos listos para enfrentarlo…

2 comentarios:

Angy dijo...

tu blog es genial.¿afiliemos,te sigo y me sigues? mi blog es en ingles pero ay traductor en el pagina.avisame y me dejes el link de tu blog para encontrarte
http://checktheseblueskiesout.blogspot.com

Alex dijo...

esta padrisimo ojala bella se quede con edward besos