domingo, 29 de mayo de 2011

Capitulo #10: Sueño.

PVO EDWARD

Después de que Esme terminara de entregar nuestros respectivos regalos y que la mayoría nos pusiéramos más que sentimentales, llegamos a la Isla Esme por unos días para después retomar el curso de vuelta a Europa… Los días pasaban tan a prisa que casi creía que tan solo eran lucubraciones de mi mente y nada de esto estaba pasando, Bella tenia una sonrisa tan grande que Emmett y Alice ya le habían apodado: “Alicia en el País de las Maravillas” por su sonrisa de gato rizón.
-Se va tan rápido el tiempo-. Murmuro en un suspiro Bella mientras nos recargábamos en la barandilla de la proa.
-Lo se, nuestras vacaciones… nuestros 48 días en la gloria volaron-. Reí con añoranza, dándole un beso en la cabeza a Bella.
 -¿Y ahora que?-. Pregunto acertadamente mi bello ángel, mirándome con sus ojitos marrones llenos de dudas.
-Retar un poco más al destino-. Reí nuevamente pero con un toque amargo, esperaba que todo saliera bien, no quería lastimar de nuevo a Bella…. Y la promesa que le había hecho a los Vulturis… la tenia que cumplir mañana….
FLASH BACK
-¿A que debemos tan grata sorpresa?-. Pregunto Aro desde su trono con su voz como siempre queriendo sonar amable, pero con una amenaza bajo su palabrería.
-Vengo a solicitarles un favor-. Dije sin que me temblara aunque fuera un poco la voz, y sin arrepentirme estaba seguro… y nada me haría cambiar de opinión.
-¿En que te podemos ayudar?-. Pregunto Marco ya que mi voz había logrado captar su atención.
- En lo único que son perfectos para hacer-. Dije sonriendo mordaz, haciendo caer en cuenta a lo que me refería a Aro.
-Edward, ¿Pero es que Carlisle sabe de esta decisión tuya?-. Pregunto Aro estupefacto y sin entender las razones de mi actuar.
-No, ni se la pienso informar…. Es una pena que solo sufriré yo-. Dije seguro.
-Danos unas horas para valorar esta situación, que Heidi te acompañe a la sala de espera…. Nosotros te llamaremos cuando hayamos tomado una resolución.
Asentí y con paso taciturno salí de la habitación, hasta llegar a la sala en donde me senté sobre uno de los sillones buscando en las mentes de los Vulturis cual seria su decisión…. Sin embargo Aro a sabiendas de mi don hizo que Marco me imposibilitara husmear en sus mentes…
Suspire cerrando por unos segundos mis ojos, y ahí estaba ella… mi amor… mi único amor… esa humana la que me había devuelto la vida y por la cual la estaba a punto de dar sin dudarlo ni un segundo… lo único que quería era verla a mi lado…
-Mis señores ya han tomado una decisión-. Anuncio Jane para después caminar hacia el pasillo haciendo que la siguiera.
Después de caminar un corto pasillo, estuve de vuelta en la “habitación de visitantes”, ahí era donde se tomaban las resoluciones y Heidi llevaba a los turistas.
-¿Qué decisión tomaron?-. Pregunte sin paciencia.
-Tu vida y dones son demasiado valiosos como para acceder a lo que nos has pedido, aparte que seria un gran dolor el que le causaríamos a nuestro amigo Carlisle… por lo que… lo único que te podemos ofrecer es integrarte  a la guardia en  8 años-. Dijo firmemente Cayo, mirándome con una risilla de prepotencia.
-Hecho-. Dije saliendo por las puertas sin decir mas, de todos modos servirles a ellos y estar muerto en vida era lo mismo… si vivía sin mi único amor… Bella
FIN DEL FLASH BACK
-¿Qué tienes?-. Pregunto preocupada mi Bella.
-Nada, recordaba momentos pasados… algo amargos-. Dije dando por zanjado el tema, Bella suspiro y se recargo en mi pecho mientras veía las olas moverse y los pescados entrar y salir de un brinco del agua.
-No pienses en ello, ahora estamos juntos… y eso no va a cambiar-.Dijo Bella abrazándome mas fuerte.
-Juntos para siempre-. Dije con una sonrisa, tomando todos mis miedos y enterrándolos en lo más recóndito de mi mente donde no me molestarían más.
-Ya falta poco para llegar-. Anuncio Alice al comenzar a ver muelles relativamente cerca de nosotros.
-Fueron unas grandiosas vacaciones-. Dijo Bella con voz alegre.
-Y lo que falta-. Rio Alice guiñándome un ojo mientras caminaba de vuelta a con Jassper… Bella me miro confundida y yo solo atine a reír no sabia que responderle ya que yo tampoco entendí a que se refería la pequeña pulga de mi hermana.
-Te amo-. Sonrió Bella llenándome el corazón de gozo y dándome una excelente idea… en cuanto pisamos tierra firme mi plan comenzó a ponerse en marcha.
-¿Nos vemos en casa?-. Pregunto Carlisle.
-No, vayámonos todos juntos-. Dijo Alice con una sonrisita cómplice.
-Vale-. Dijo Bella mientras subíamos las cosas al Volvo y al Mercedez.
-Se traen algo entre manos tu y Alice, ¿Cierto?-. Pregunto Bella acertadamente con una sonrisa traviesa.
-Tal vez-. Dije con aire misterioso, provocando una pequeña mueca de parte de mi amor.
-Vamos Bella, a cambiarnos-. Dijo Rosalie tomando a tirones a Bella mientras la hacia subir las escaleras junto con Alice, quien ya había visto lo que planeaba y estaba tan feliz que si fuera humana lloraría.
Carlisle, Emmett y Jassper subieron a ponerse sus trajes mientras me decían mentalmente consejos  y me hacían carrilla.
PVO BELLA
-¿Qué demonios se traen entre manos?-. Pregunte nerviosa mientras que Rose marcaba mis rizos.
-Nada-. Dijo Alice con una risilla y falsa carita de inocencia.
-Como si me creyera esa cara Alice Brandom-. Gruñí mientras me acomodaba mi vestido.
-Te va muy bien el blanco Bells-. Dijo Rosalie haciéndome dar una vuelta para que ellas miraran que tal me sentó el vestido.
-¿Por qué tengo que ir yo de blanco y tú y Rosalie con azul?-. Dije a regañadientes.
-Porque tú debes destacar-. Dijo  Alice.
-Por…-. Y Antes que pudiera terminar mi frase, Rose me cayó diciendo:
-Basta ya de preguntas y ponte este antifaz sobre los ojos.
Suspire y coloque el antifaz sobre mis ojos, pronto no pude ver nada por lo que tome de una mano a Alice y con la otra a Rose asegurándome que no me caería.
-Se ven hermosas mis niñas-.Dijo la voz familiar de Esme, mientras comenzábamos a descender las escaleras….esperaba no caerme… se que tomada de la mano de dos vampiresas era difícil pensar en trastabillar pero nadie debía de dudar de mi mala suerte.
-Impactante-. Susurro Edward impresionado, yo quisiera verlos a todos pero dado que traía el antifaz solo me podía conformar con saber que voz era de quien.
-¿A dónde vamos?-. Pregunte una vez que me había subido al carro, y este se ponía en marcha.
-Es sorpresa calma ya Bella-. Dijo Edward tranquilamente tomando una de mis manos y dándole un leve apretón.
-Llegamos-. Dijo mientras me ayudaba a bajar del coche después de unos pasos y cuando quedamos cerca de un escalón o desnivel quito el antifaz de mis ojos, mientras ante mis ojos se mostraba una Iglesia antigua decorada con flores blancas y amarillas y una dulce melodía sonando de fondo que aparentemente provenía del fondo de la Capilla.
-Bella-. Dijo arrodillándose ante mí, para después continuar: -Te amo desde siempre y te amare para siempre… quiero que seas mi compañera para toda la eternidad… ¿Te casas conmigo?-. Dijo sosteniendo mi mano derecha entre las suyas, mientras todos contenían la respiración y mi corazón latía más rápido que las alas de un colibrí.
¿En serio estaba pasando esto?... todo me parecía tan imposible yo aquí vestida de blanco, en frente de la entrada de la Iglesia y con el único hombre que eh amado y amare frente a mi diciéndome… te amo para toda la vida…
Con lágrimas en los ojos respondí llena de gozo y amor:
-Acepto-. Edward me miro maravillado como si hubiera visto por primera vez el Sol, para después pararse rápidamente y tomarme en brazos dándome vueltas en el aire.
-¿Entramos?-. Pregunto aun asombrado, Edward.
-Claro, ¿Qué esperamos?-. Pregunte mientras lo tomaba de la mano y entrabamos todos a toda prisa a la Iglesia, el párroco nos sonrió y comenzó a oficiar  a la misa, todos estábamos conmovidos y con lágrimas atoradas en los ojos… la misa estuvo llena de miradas de amor por parte de Edward y mía…. Y cuando por fin llegaron las palabras que estaba esperando… mi corazón se detuvo y después comenzó a latir frenéticamente.
-Y ahora los declaro marido y mujer… puedes besar a la novia-. Dijo solemnemente el sacerdote, mientras Edward tomaba mi rostro y  me daba el primer beso de muchos que habría en nuestra existencia llena de amor…
Salimos de la Iglesia y cuando estaba a dos peldaños de terminar la escalera Edward se adelanto, me miro directo a los ojos y comenzó  a cantar:
Soy el que te amo
Quien te espero
Un tiempo entero

Soy un trovador
Que te canto
Desde la luna

Tu mi único amor
Mi gran amor
Ni te enteraste nunca

Soy quien te busco
Por cielo y mar
Al fin del mundo

Fui con mi canción
De sol a sol
Tratando el sueño

Tu mi estrella azul
Te perseguí
Sin conseguirte nunca

Soy enamorado
Soy esa canción
Esa razón de estar contigo

Soy quien te llevo
Sin conseguir
Y ser tu amigo

Soy quien mas te amo
Y un tierno amor
Por ti...

 ********************************
Bien!, un capi mas aparentemente nuestro Edward decidió que pase lo que pase,
El estará junto a su amaba!! Awwwwww, sinceramente todo es muy romántico y ahora que ambos son marido y mujer, ¿Qué dirán René, Charlie  y Phil?, ¿hace cuanto de esa platica con los vulturis? ….
Espero les haya gustado este capi, hecho con todo cariño para Anto (cielo te debía el capi, aquí esta!, espero te guste un beso).
Besos.
Yess*.*

1 comentario:

DarkPrinccs dijo...

ahhhhhhhhhh (grito de pura locura, luego de tres paros cardiacos) ahhhhhhhh!!!! en verdad me maravillo *v*
Ya necesitaba de historia para volver a soñar, para volver a sonreir...
Te quiero hermosa, en verdad me ha gustado muchoooooo!!
Espero massss... awww que bello en verdad, me emocione mucho, ahora si me vendra la inspiracion jaja xD
TE QUIERO HERMANITA HERMOSA!!!
mil besitos corazon mio

Atte: Anto