domingo, 11 de diciembre de 2011

Te amaré.


Interminable desesperación ronda mis noches,
Privándome de mi tan preciado sueño…

¿Qué hago si no puedo pensar más que en ti?,
¿Qué hago con tus palabras que se aferran a mis oídos?,
¿Cómo destierro tu imagen de mi mente?...

¿Cómo logro dejar de verte, si incluso cerrando mis ojos tu rostro se graba a fuego en mis parpados?

Dime amor mío,
¿Qué pasa con tu mirada que me regala sinceras alegrías…
Que ahora se ha vuelto llena de amargura?

Tu sonrisa ilumina mis días,
La semana pasa prontamente, no te quiero lejos de mí…
Hoy no tengo las fuerzas para dejarte ir.

¿Por qué tienes que viajar?,
Dime… ¿Por qué te fascina ir y venir?
¡Para por favor ya de huir!,
Te aseguro que en mis brazos ya no habrá donde sufrir.

Mis manos se cansaron ya de esforzarse por alcanzarte
Y no lograrlo.

Mis ojos ya no tienen más lágrimas para derramar.
¿Es que ahora solo queda esperar?
¿Es qué me volveré pronto a sentir abrigada en tu regazo?
¿Cómo pasó?

¿Cuándo me enamoré?
¿Cómo pudo tan rápidamente tu mirada clavarse tan hondo en mi pecho?

Amor dime…
¿Cómo con una palabra tuya puedo subir
A las estrellas a volar?

Y ahora te digo yo…
Por siempre te amaré.