jueves, 9 de febrero de 2012

El cantar de mi corazón.


Te recuerdo hoy al mirar por la ventana,
Y observar como crecen las flores que plantamos juntos,
Oigo a lo lejos el murmullo de tu vos que me acompaña,
El Sol que traspasa el vidrio no es suficiente para cobijar mi gélido corazón.

El cual late por mera costumbre,
Su canto se volvió apagado y cansino,
El brillo que aparecía en mis ojos ya no está
Y sinceramente no lo eh buscado.

Salgo todos los días a la misma hora,
Regreso a la hora de siempre.

Chicos me miran y sonríen,
Sé que les agrado,
Pero no me llaman a mí la atención.

Muchos dicen que me eh vuelto fría,
¿Será cierto?,
Tal vez si... tal vez no,
No importa a fin que tampoco me interesa.

Este día salgo y algo es distinto,
Un chico me sonríe tiernamente
Y le devuelvo el gesto,
Algo en él me hace sentir confianza.

Saluda tímidamente con la mano
Y yo me presento,
Repite mi nombre como si de una oración se tratase,
Con fervor, devoción y cariño...

El tiempo corrió a prisa,
Me tuve que retirar,
Esperando volverlo a encontrar.

Cada día lo vuelvo a encontrar,
Siento que algo está cambiando,
Mi helado corazón late una melodía distinta,
Ahora es acompasada y sutil.

Hoy se me ha hecho un poco más tarde,
La noche comienza a caer,
Me empiezo a apresurar ya que veo que en la cuadra anterior
Hay un grupo de hombres tomados.

La noche se vuelve cada vez más oscura y fría,
Hoy no traigo chamarra,
Se quedó en casa y me recrimino mentalmente por ello.

Una silueta se acerca entre las sombras,
Instintivamente comienzo a soltar mi bolso,
"Prefiero perder dinero a mi salud",
Pienso para mis adentros.

Llego a un faro y lo puedo distinguir,
Es aquél jovén que con su sola sonrisa me a cambiado,
Sin saber el cómo  ni  el por qué, lo abrazo,
El me acompaña a casa.

Lo miro de reojo
Y caigo en cuenta que de él me eh enamorado.

El me mira y cuando nos despedimos
Me da un corto beso en la mejilla.

Lo veo partir calle abajo,
No lo detengo, solo bobamente sonrío,
Por aquél chico que devolvió el cantar de mi corazón.

1 comentario:

EscribiresmiPasion#Milena dijo...

Muy lindo Yess. Hacía tiempo que no me pasaba por acá, disculpa, pero en serio me gusta volver a leerte. Me gusta mucho esto nuevo que estoy descubriendo, poesía que cuenta una historia. Muy bello.

Es verdad lo que decís, maduré puede que si. Es que a veces los golpes que te da la vida te hace ver la realidad de otra manera, pero como siempre digo, aunque la realidad sea fea, oscura, injusta y triste... todavía existen los sueños, lo mejor sería tratar de hacerlos realidad. Estoy pasando por la etapa de las preguntas y los ¿Por qué? Estoy llegando a mis quince otoños, y es algo complicado asimilar el paso de mis años y como repercuten estos. Me alegra que te haya gustado mi capítulo, siempre es un gusto y una alegría inmensa saber que te tengo ahí, fiel como siempre.
Besos y abrazos.
Milena