jueves, 28 de abril de 2011

One Shoot: Coincidencia.

PVO YESS

Mi día había empezado por decir así “con el pie izquierdo”, ya que me levante tarde, por lo que perdí el ferri que me lleva al colegio… y si no todavía no me bastaba con eso estaba lloviendo a cantaros…. Con un sonoro bufido estire mi mano para parar un taxi, en cuanto dio el alto  vi un taxi en el cual me metí sin darme cuenta… ¡Que ya había alguien arriba del coche!
-Disculpa, pero yo ya estaba en el taxi, ¿podrías bajarte por favor?-. Pregunto una chica de piel blanca, ojos miel, una cabellera larga ondulada color castaño oscuro y una voz furiosa…. Por lo que con el humor que traía este día conteste desesperada:
-No me pienso bajar, si quieres hazlo tu-. Sisee con una sonrisa cínica, mientras que el conductor del coche me miraba con los ojos abiertos como platos.
-¿Sabes?, no me pienso poner a pelear contigo únicamente porque tengo DEMASIADA prisa-. Suspiro intentando calmarse la chica.
-¿A dónde van?-. Pregunto el chofer mirándonos desde el espejo retrovisor.
-Al Instituto Zafiro le bleue-. Contestamos al unísono, para que después ambas soltáramos una leve risilla ante la coincidencia… Cuando llegamos a nuestro destino y se trato del pago, la chica se puso necia en pagar ella, a lo que yo a regañadientes accedí.
El trayecto fue rápido, pero a pesar de eso llegue tarde para la primera hora ya que ya solo faltaban 15 minutos para las 9… a sabiendas que no me dejarían entrar al salón camine hacia mi segunda clase: Lengua.
-Peor inicio de día no pudo ser-. Gruñí para mis adentros., los minutos que faltaban para iniciar la clase pasaron volando, cuando menos cuenta me di ya todos estaban entrando al aula.
-¡Dios!, ¿Es que me estas siguiendo?, ¿O tan mala suerte tengo?-. Dijo exasperada, la chica con la cual tuve que compartir taxi esta mañana.
-Una mala treta del destino-. Murmure en respuesta, sentándome a su lado ya que no había otro sitio disponible.
-Demos la bienvenida a la nueva alumna, Antonela Cullen-. Dijo el profesor mirando a la gruñona de ojos miel a mi lado.
-Mucho gusto-. Dijo ella con voz serena, después de unas breves presentaciones  la clase continuo su curso… y para variar en este día, como cereza  a tan rara mañana se le ocurre decir a nuestro maestro:
-Antonela y Yessmar, en un equipo para la traducción de Pride and Perjudice-. Ante semejante idea ambas nos dedicamos una mirada de: “metete conmigo y veras de lo que soy capaz”.
-Vamos a trabajar juntas hoy y solo hoy, después no me vuelvas a dirigir la palabra-. Aclare mientras tomaba apuntes de lo que debíamos hacer.
-Con gusto-. Sonrió socarrona… aunque me costaba admitirlo ella era muy lista y entre ella y yo el proyecto fue extremadamente simple.
-¿Listo chicas?-. Pregunto nuestro profesor.
-Si-. Conteste extendiéndole el informe.
-Excelente, pueden descansar es todo-. Sonrió caminando hacia unos chicos con cara de estrés.
La semana paso igual que ese día, por más que nos evitáramos por alguna razón ella terminaba trabajando conmigo, cosa que a ninguna nos agradaba.
Cuando por fin llego el fin de semana con mí animo lleno de optimismo… Salí a dar una vuelta por el parque ya que el clima se mostraba bastante agradable, con el sol en todo su esplendor.
-¿Sabes que es lo más triste?-. Pregunto una voz molesta de una chica a lo lejos… esa voz me parecía familiar en cierto modo… ¿Quién es?... después de una breve pausa añadió:
-Que después de tanto llorar por ti, este adiós ni siquiera me duele-. Dijo dejando helado de la impresión al muchacho a quien le había dicho tan duras palabras.
Mi móvil timbro en mi bolso, la mueca de extrañeza que tenia hasta hacia unos momentos por lo que había escuchado, se fue convirtiendo poco a poco en una de dolor y amarga pena… en el mensaje me informaban de la muerte de una ex profesora a la cual yo quería como una segunda madre., adolorida me recargue contra el pilar cercano a la fuente del parque, resbalándome lentamente… hasta quedar sentada en el piso.
Llore… llore como nunca, era como si mi corazón se hubiera despedazado… quedando en menos que añicos…
A unos metro de mi escuche un trote, seguido de un golpe sordo… preocupada me limpie las lagrimas de los ojos y mejillas, observando  que Antonela aparentemente se había caído y estaba tirada sobre el pasto quejándose del dolor.
Sin mucho animo, me levante, camine hacia ella y la ayude a levantarse, mientras le preguntaba:
-¿Te encuentras bien?-. Interrogue extrañamente preocupada, supongo que lo de mi maestra me puso sensible y por eso me angustio por ella.
-Si, gracias-. Dijo segura, esa respuesta fue suficiente como para que me volteara y comenzara a caminar hacia el pilar donde hasta hace unos minutos me encontraba.
-¡Yessmar!... ¿Por qué me ayudaste?-. Pregunto a mis espaldas Antonela.
-No lo se, supongo que es algo que haría por cualquiera-. Dije un poco meditabunda, controlando lo más que podía los sollozos que se arremolinaban en mi garganta… pugnando fuertemente por salir.
-Escuche que llorabas… se que no es de mi incumbencia pero, ¿Por qué lo hacías?-. Interrogo con voz amable, lo que fue suficiente para que yo me echara a llorar en su regazo… no se cuanto tiempo sollocé pero inexplicablemente ella no me quito,  solo permaneció en silencio a mi lado.
-Perdona por ponerme a llorar… es solo que una persona muy importante para mi falleció y…-.Mi voz se quebró a media oración, mi dolor era tan grande que no sabia ni si quiera que palabra utilizar.
-Lo siento mucho, de verdad Yess-. Sonreí involuntariamente al escuchar como me llamo… hacia años que nadie me llamaba así.
-Gracias Anto-. Dije sin darme cuenta que yo también use un diminutivo para llamarla.
Es curioso ver como a veces las personas que menos esperas te dan una mano cuando mas lo necesitas… y mas raro aun es que nuestra amistad naciera de una adversidad.
¡No dejes que nada te venza!, ¡Ten fe!, siempre habrá alguien que te tienda la mano…
Sonreí complacida al darle los últimos toques a mi editorial del día de hoy,  este 14 de Febrero, día de los amigos, esta crónica se la dedicaba a mi amiga, mi hermana... Mi Anto.
-¿Esta lista ya tu editorial, Yess?-. Apuro James desde la puerta de mi oficina en el periódico de la Universidad.
-Si James, esta en tu correo-. Conteste rodando los ojos, el siempre tan nervioso.
-Gracias, ¡Feliz 14 de febrero!-. Dijo mientras salía de mi oficina… apague la computadora y corrí hacia la cafetería  porque ya iba retrasada para mi almuerzo con Anto.
-Como siempre tarde Yess-. Rio mi amiga, mientras me daba un abrazo y sonreía.
-Perdón, estaba terminando la crónica de hoy-. Dije subiendo levemente mis hombros, a manera de restarle importancia.
-¿Sobre que es?-. Pregunto Anto curiosa.
-Sobre como te conocí-. Dije con una media sonrisa ante el recuerdo.
-¡Semejante forma de conocer gente!-. Rio.
-Subiéndote al mismo taxi-. Reí aun más fuerte,  incluso hoy mientras hablaba con ella me sorprendía y alegraba aun haberla conocido.
-Si bueno, pero como dicen: cuando te toca aunque te quites, y cuando no te toca aunque te pongas-. Dijo felizmente Anto, después de un rato de conversar nos fuimos a nuestro apartamento a cambiarnos… ya que en unas horas iríamos a celebrar junto con nuestros novios, el día de San Valentín.
-Buenas noches, mucho gusto …                                                                                                                                                         eras una chica mas …                                                                                                                                             después de cinco minutos… ya eras alguien especial-. Cantaron fuera de nuestro edificio, Anto y yo nos miramos sonriente y corrimos a nuestro balcón a ver  quien era… felices observamos a Jassper y a Stefan quienes nos cantaban Entra en mi vida de Sin Bandera.
Sin hablarme, sin tocarme
algo dentro se encendió…

En tus ojos se hacía tarde
y me olvidaba del reloj…

Estos días a tu lado…
me enseñaron que en verdad
no hay tiempo determinado
para comenzar a amar….

Siento algo tan profundo
que no tiene explicación…
No hay razón ni lógica                                                                                                         en mi corazón…

Entra en mi vida
te abro la puerta….
se que en tus brazos                                                                                                                ya no habrá noches desiertas…

Entra en mi vida
yo te lo ruego…
te comencé por extrañar,
pero empecé a necesitarte…. Luego

Buenas noches, mucho gusto
ya no existe nadie más…
después de este tiempo juntos
no puedo volver atrás…

Tú me hablaste, me tocaste
y te volviste mi ilusión…
Quiero que seas dueña de mi corazón…
Entra en mis horas
sálvame ahora…
Abre tus brazos
fuerte y déjame entrar…
-Las amamos-. Dijeron Jassper y Stefan mientras nos aventaban una rosa blanca a cada una.
Cuando la amistad llega, es un sentimiento que te inunda, te cambia… te fortalece… te da un nuevo soplo de vida…
Por lo mismo comprendo que cuando un amigo te dice: nunca estarás solo,  es algo que sabes que te cumplirá…
Recuerda: amigo es quien vive ocupado pero te recuerda, se aleja pero no te olvida, y este donde este y haga lo que haga te tiene siempre presente.
Bueno mis niñas, este OS va dedicado a Anto, mi cielo!, felicidades por tu aniver, esta es tu sorpresita espero te guste, sabes que te quiero montones.
Besos, y el viernes publico un nuevo capi de crónicas,
Atte: Yess*.*

3 comentarios:

DarkPrinccs dijo...

Que decirte mi yess de esta historia? estoy que lloro de la emocion por tan bella historia que no solo nos deja con un final feliz, sino que nos enseña una amistad que nace de dos personas distintas, diferentes, separadas con un pasado y un presente diversos pero que se unieron para dejar tan bello futuro..
En verdad que me encanta, ver como ademas nuestras vidas se unieron a pesar de la distancia, que sinceramente es lo de menos, porque saber que tu estas ahi, al otro lado de la pantillita, que cada vez puedo hablar contigo y sonreir siendo yo misma, me alegra demasiado y me basta, y me da mas fuerzas para seguir y luchar por un reencuentro entre ambas...
Te amo hermana, te amo mi yess!
Eres muy especial, muy unica y excelente persona, y si alguien dice lo contrario, estare ahi para decirle que se equivoca, porque eres una gran persona que simplemente se merece lo mejor del mundo!!
Je t' aime..

-Anto

Ángel O'Shea. dijo...

Crei que habias olvidado por completo eso que te dije ya hace tiempo: "amigo es quien vive ocupado pero te recuerda, se aleja pero no te olvida, y este donde este y haga lo que haga te tiene siempre presente"..
La verdad es q con nuestro distanciamiento, eso q dije se nos viene bien.
Besos, yess.
te extraño.

Ángel O'Shea. dijo...

Loba, estuve jugando un poquito con la imagen de G&L. Ve a ver!! besos!
P.D: conteste a tu aullido.