martes, 22 de noviembre de 2011

Latidos.



"Son nuestras decisiones las que muestran lo que podemos llegar a ser. Mucho más que nuestras propias habilidades..."

Esa frase con cada latido de mi corazón se hundía mas hondo en mi pecho,
El corazón brincaba dolido dentro del pecho...
¿Lo habían herido?...

Me pregunto, solo oigo sus lentos latidos....
Comprendo que eso es un "no",
Suspiro recargada sobre mi puerta,
Hace un rato ya que mis piernas no tienen la fuerza para levantarse.

Enamorarse...
¿Por qué no decir vivir una vida de "tortura y placer"?...
Seria más honesto decirlo así.

Cuan inverosímiles llegan a ser las cosas,
¿Enamorarse dos corazones de un mismo latir?,
Que ironía... pienso con cinismo.

El corazón sigue latiendo,
No se quiere rendir...

La mente sigue luchando,
Dice: -aún hay mucho por vivir-.

El alma continúa cantando,
Sus constantes arrullos tan largos como el mismísimo río Guadalquivir...

Los ojos, se mantienen abiertos
Observando su entorno.

Entonces me pregunto...
¿Cómo resguardar mi corazón de las posibles futuras heridas?,
¿Como controlar aquel sentimiento digno de ser escrito
Entre versos de poemas... Causante de gozos y dolores?,
¿Cómo evitar herir a alguien que se quiere cuando se busca lo mismo?,
¡¿Cómo puede quedar un corazón fragmentado en dos formas de latir?!...

Lágrimas escapan incontenibles de mis ojos,
Mi corazón busca la manera de entender...
¿Cómo aquellos ojos marrón profundo pudieron atraparlo en tan poco?...
o... ¿Es acaso que paso más tiempo del que cuenta yo me di?...


Controlo mis sollozos,
Relajo mis brazos sobre mi regazo...
Inhalo profundamente... tan profundo
Como hace mucho no lo había podido hacer.

Una voz amiga me acompaña,
Me cuida, me conforta...
Me da un regalo.... que pocos... o nadie podría hacerme.

Me regala, un pequeño intento de felicidad.,
Quitándosela muy posiblemente a ella misma.

Sonrío mirando con benevolencia y admiración
A aquella ave de ojos verdes,
Deseando en lo más profundo de mí ser....
Que ella sea tan feliz, como la oportunidad que me brindó.

Es muy cierto lo que me demostró aquella ave de ojos esmeralda:
"Son nuestras decisiones las que muestran lo que podemos llegar a ser.
Mucho más que nuestras propias habilidades..."

Rezo cada noche, para que esa pequeña ave
Encuentre toda la alegría que merece....
Que aquellos ojos cristalinos... se llenen de luz al lado de ese ser que ama,
Que espera... que anhela.

Y también, para que este regalo suyo,
Yo lo sepa cuidar,
Mostrando así mi agradecimiento a aquella ave.

"Gracias mi pequeña ave de ojos esmeralda,
Gracias por regalarme una sonrisa más...
Gracias por este obsequio, que espero poder cuidar.,
Gracias...por estar incondicionalmente alentándome con tus bellos trinos,
Pero sobretodo gracias por tu amistad"

Pienso esto último antes de caer rendida en un profundo sueño,
Mi corazón se duele un poco menos,lleno de gratitud.,
Mi mente se tranquiliza de poco en poco... mientras en brazos de Morfeo
Escuchando el bajo arrullo de mi alma… me adentro en el país de los sueños.

*******************
Ayer comprendí todo esto, se que me paso muy poco
y que solo son poemas, pero.. es que estos son los suspiros que mi alma no puede contener.,
buscando resonar y ayudar a alguien con un mismo sentir.
Besos.
Yess*.*

1 comentario:

DarkPrinccs dijo...

Esto lo lei en el face, y repito, me encanta, es tan bello, y me hace darme cuenta que despues de todo, hay cosas buenas, que puedo seguir luchando, que puedo buscar nuevamente mi camino, aunque ahora mis latidos no me dejen escuchar nada, encontrare el camino, encontraremos el camino junto con una solucion, hermanita n.n