jueves, 13 de octubre de 2011

Epílogo: Paso cinco y último, páginas en blanco y una gran lección.



PVO YESS

Entre a mi recamara y busque el libro de los diez pasos para tirarlo de una buena vez, o mínimo enterrarlo en lo mas profundo de mi closet., cuando lo abrí a la mitad cual va siendo mi sorpresa al ver.....
                           
¡El resto del libro estaba vacio!, no tenía nada escrito más que un corto párrafo que decía:

“Los consejos nacen de experiencias ajenas… el problema en ellos es que los llevemos al extremo. 

PASO #5: Sé consiente de lo que tienes, agradécelo y lucha por mejorar al lado de tus seres amados.”

Sonreí casi involuntariamente… hoy le agradecía a Dios la “imperfección” en mi vida, no por ser conformista, sino que muchas veces tenemos bendiciones que otros desearían con toda su alma tener y no las valoramos, porque las vemos como algo “típico”; después de esta experiencia aprendí que cada nuevo amanecer, cada palabra de cariño de los amigos o familiares, cada alegría eh incluso tristeza es un regalo para hacernos mejores personas día a día…

El timbre del teléfono de mi casa, me saco de golpe de mis cavilaciones, algo aturdida corrí hacia el teléfono y justo cuando iba a dar el segundo timbrazo, contesté:

-¡Hola!-. Mi voz sonó como el gorgoreo de un ave, ya que con  tanto rato en silencio creo que confundí cantar con hablar…

-Yessi, ¿Estas bien despierta?-. Preguntó la voz tan familiar para mí de Damon, fruncí el ceño ante la confusión que me causo su comentario,  y lo más pronto que pude dije:

-Mmm… si, ¿Qué hora es?-. Cuestioné de vuelta, reprimiendo un bostezo de cansancio.

-Pasan de las 12 supongo-. Contestó en un murmuro, hablando tan bajo que me costaba un poco escucharle claramente.

-¿Qué pasó?-. Inquirí doblemente preocupada, por un lado porque me estuviese llamando a estas horas y por otro, porque aun no terminaba de entender que había pasado que se había ido tan de repente.

-¿Puedo ir a tu casa?-. Insistió, su voz se oía lastimera, preocupada y nerviosa.... ¿Por qué?

-Si, te espero aquí-. Contesté rápidamente, no tenía la suficiente calma como para jugar a las 1'001 preguntas.

-Ok-. Dijo y colgó, me quede unos segundos con la bocina aun pegada al oído, sorprendida por su comportamiento el nunca era así... ¿Para qué llamaba para saber si estaba despierta, si sabia que no me recuesto temprano?, ¿Qué hacia que su voz sonara tan angustiada?...
-Dios mío…-. Suspiré mientras me sentaba en el borde de mi cama, puse mi cabeza entre mis manos y respiré profundamente varias veces hasta que termine de despabilarme, en cuanto me estaba enderezando para estirarme escuché el timbre de la puerta, baje de cuatro en cuatro los escalones para llegar lo mas pronto que pude a la puerta.
-Hola-. Saludé mientras abría la puerta y me hacia a un costado, para que pudiera pasar Damon.
-Yess quiero hablar contigo… bueno, antes que nada pedirte una disculpa por mi comportamiento hace un rato… yo te quería, más bien, te quiero decir algo muy importante… pero…. No sabía como decírtelo-. Confesó con la cabeza gacha aun sin entrar a la casa.
-Esta bien, todos… nos apabullamos de vez en cuanto-. Sonreí dándole unas palmadas en el hombro, Damon me vio con sus cristalinos ojos azules y sonrió de medio lado dirigiéndome una mirada llena de cariño.
-Gracias cariño-. Dijo dándome un beso en la mejilla, mi corazón latió a prisa, pugnando por salírseme por la garganta.
-Vamos-. Dije armándome de valor, tomando su mano y guiándolo hasta los sillones individuales de mi sala, solté su mano… dejándome una curiosa sensación de vacio, suspire y me senté frente a él, dispuesta a escuchar sus razones.


-Yessi, desde que te vi sentí algo muy especial por ti, que no sabia como calificar,  es como si mi cuerpo no pudiera contener a mi corazón por falta de espacio de tan grande que se ah vuelto con todo esto que te siento-. Dijo con la voz aterciopelada, como un murmullo reconfortante cuando estas mas triste, como un pequeño haz de luz  en la oscuridad… mis ojos se llenaron de lágrimas ante sus palabras, sonreí y cuando quise hablar me detuvo con un ademan de su mano, asentí… supongo que tengo que escuchar todo lo que tiene para decir.
-Te quise desde el primer segundo en el que mi mirada se poso en ti, desde la primera vez que me perdí en esa bella inmensidad de orbes esmeralda… desde la primera sonrisa alegre que te vi dedicarme… te quiero ahora y siempre Yess, y prometo cuidarte todos los días de mi vida si aceptas ser parte de ella y dejarme ser parte de la tuya-. Dijo tomando mi mano, sonreí abiertamente con lágrimas rodando a cantaros por mis mejillas, lo mire por unos segundos y comprendí todo, tantas equivocaciones, malas elecciones… todo había valido la pena, porque al final encontré a esa persona con la que estaré siempre feliz… todo tiene su tiempo, ahora lo comprendo…
Damon me miró intrigado, sin comprender del todo mi reacción por lo que reí alegremente  y brinque de mi asiento a su regazo, me tomo y en brazos y comenzamos a dar vueltas en circulo por la sala entre risas, abrazos y palabras llenas de sincero cariño.
-Adoro cuando te sonrojas-. Dijo Damon acariciando con su dedo índice mi mejilla, a lo que yo recargue mi cabeza en su mano.
-Te amo Damon Salvatore-. Le dije antes de darle un beso en la mejilla, controlando mi sonrojo.
-Te amo Yess y siempre será así-. Dijo dándome un beso lleno de amor, una promesa silenciosa de siempre estar juntos, en las buenas y en las malas… porque la vida no es color de rosa, pero si es magnifica cuando a pesar de lo malo la pasas con quien amas contigo.
-¡Awwww!-. Canturreó la familiar voz de mi hermana, cuando miré hacia la puerta me di cuenta que la había dejado abierta, sin mencionar que había olvidado que hoy íbamos a ir a cenar sushi a un restaurant 24 horas.
-¡Ángel!-. Regañé sonrojándome aun mas, Damon rio alegremente y me envolvió mas en su abrazo.
-¡Yo lo sabía!, ¡Sabía que al final todos seriamos muy felices, como una gran familia!-. Canturreo mi hermana abrazándonos a Damon y a mí, mientras daba brinquitos de alegría.
-Claro que si-. Dije sonriéndole a mi mejor amiga.
-¡Vamos a celebrar este acontecimiento!-. Dijo feliz Angie tomando su celular y marcando rápidamente a quien supuse era Edward.
-¿Amor?, ¿Estas despierto?-. Pregunto eufórica Ángel, dando poco tiempo para que el pobre de mi cuñadito contestara, mi hermana ya estaba diciéndole todo, en una frase rápida y atropellada de tanta felicidad contenida: -¡Damon y Yess son novios!... ¡Si ya están P-O-R-F-I-N-J-U-N-T-O-S!-. Anunció Angie dando saltitos, me reí.
-Creo que querrá hacer una fiesta-. Rio Damon haciéndome estremecer junto con su pecho ya que estaba recargada en su pecho.
-Siempre hace fiestas-. Dije soltando una carcajada mientras mi hermana nos dedicaba una mirada de reproche a ambos, se despedía y colgaba el teléfono.
-Edd, viene para acá, ¡iremos a celebrar su noviazgo!-. Dijo Ángel felizmente, después de un rato de charla entre Damon, Angie y yo, Edward llegó lleno de algarabía ante las nuevas.
-¡FELICIDADES!-. Grito contento.
-¿Me quieren dejar sorda?-. Dije fingiendo molestia, todos rodaron los ojos, al notar mi pantomima, entusiasmados nos dirigimos al restaurante de comida japonesa, donde después de mucha carrilla por parte de mi amiga y su novio y una cena deliciosa, todos pasamos una agradable velada en mi sala junto a la chimenea, rostizando malvaviscos.
Ángel alzo su taza llena de chocolate caliente, llamando nuestra atención, mientras proponía un brindis:
-Por que nuestra unión, con nuestras parejas dure por toda nuestra vida, porque nuestra amistad siga siendo tan bendecida como lo ha sido hasta ahora y por las primaveras que me han dejado compartir en su vida-. Dijo mi amiga sonriéndome, la mire llena de cariño, me levante y le di un gran abrazo…
Ahora si, tenía una vida perfecta… porque era rica… rica en la cosa más valiosa que en la vida se nos puede dar… RICA EN AMOR….


Si me dieran a elegir una vez más,
Te elegiría sin pensarlo,
Es que no hay nada que pensar.
           
Que no existe ni motivo, ni razón
Para dudarlo ni un segundo,
Por que tú has sido lo mejor, que tocó este corazón,
Y que entre el cielo y tú yo me quedo contigo.

Si te he dado todo lo que tengo,
Hasta quedar en deuda conmigo mismo,
Y todavía preguntas si te quiero,
Tú de que vas…

Si no hay un minuto de mi tiempo,
Que no me pasas por el pensamiento,
Y todavía preguntas si te quiero.

Si esto no es querer entonces dime tu lo que será.
Si necesito de tus besos para que pueda respirar,
Y de tus ojos que van regalando vida,
Y que me dejan sin salida,
Y para que quiero salir,
Si nunca he sido tan feliz…
Que te prefiero más que nada en este mundo…

Si te he dado todo lo que tengo,
Hasta quedar en deuda conmigo mismo,
Y todavía preguntas, si te quiero,
Tú de que vas.

Si no hay un minuto de mi tiempo,
Que no me pasas por el pensamiento,
Y todavía preguntas si te quiero,

Oh y es que no ves que toda mi vida
Tan solo depende de ti.

Oh si te he dado todo lo que tengo,
Hasta quedar en deuda conmigo mismo,
Y todavía preguntas si te quiero…
Tú de que vas…

Si no hay un minuto de mi tiempo,
Que no me pasas por el pensamiento,
Y todavía preguntas si te quiero
Tú de que vas…

Si te he dado todo lo que tengo,
Hasta que dar en deuda conmigo mismo….
Y todavía preguntas,
 Si te quiero…
 Tú de que vas...
******************************
Bueno mis niñas han de decir... y este capi de que fic es???, ¿que pasa con la portada?, este fic es diez pasos para una vida perfecta.... pero dado a que fueron cinco y sentí incongruente el titulo, lo abrevie solo en:
Pasos para una vida... ¿Perfecta?, espero les guste la portada new.
Otra cosa chicas, Angieeee, mi cielooo, espero hayas pasado un muy feliz cumpleaños
Y hayas recibido mi regalo de cumple vía correo electrónico, esta es una pequeña parte de tu regalo, una pequeña muestra de lo mucho que te quiero mi niña!, espero hayas pasado un feliz día, te quiero.

Besos.
Yessi*.*
(Canción tu de que vas, Franco de Vita).

1 comentario:

DarkPrinccs dijo...

MAS TIERNO DAMON NO PODIA SER!!!! dios pero sii, al fin de cuenta, cada uno siempre tiene todo lo que quizo, solo que nos tardamos tanto en darnos cuenta y empezamos a valorarlos tarde, aunque a veces varias de esas cosas se quedan con nosotras, otras se desgastan pero vuelven a florecer, dia a dia, porque asi lo queremos y deseamos. Nunca deberiamos de pensar en negativo, por el contrario pensar en positivo, la vida no es color de rosa pero tiene algo que es mucho mas maravilloso, el amor! Eso nadie lo podra cambiar o superar n.n
Me encanto este final, es maravilloso, como quien dice: "toda historia tiene su final feliz" y esta historia no es la excepcion =)
Te quiero hermosa, sigue asi que eres perfecta!!!

ATTE: Anto