lunes, 3 de mayo de 2010

capitulo #1: El Despertar


En la edad postdiluviana debido a la escasez de alimentos causada por una extraña enfermedad que termino por convertirse en plaga, las personas nos empezamos aalimentar de lo primero que encontrábamos muy pocos animales habían sobrevivido y pronto los que seguíamos con vida arrasamos con todos los que quedaban. Muy pronto los animales se habían extinguido.

Iván mi mejor amigo por muchos años al salir de su casa, sin poder aguantar masel hambre y ver pasar el vecino, se abalanzo sobre él y le rompió el cuello para tomar hasta la ultima gota de su sangre, al terminar con él y ya habiendo probado sangre humana desato en él un frenesí imparable y arraso con media Aldea. Cuando ya no quedo nadie más vino a mi casa, me olfateo y con una melosa voz dijo

-Yess ya volví encontré comida. ¿donde estas?-

Al verlo supe que algo había cambiado, su voz, su forma de verme ya no era la de antes, había una chispa roja en su iris que me daba autentico pavor, pero dado a que yo no había probado más que agua en varios días, no me hice caso y conteste

-Iván, que gusto verte¡¡ ¿dime, que encontraste?-. Le dije él me miro con ojos de hambre y de deseo él quería mi sangre, pero muy en el fondo aun quedaba algo de ese tierno jovencito al que yo quería,

-He encontrado una nueva línea alimenticia aunque no creo que no durara mucho, ¿vamos?- Dijo sonriendo irónicamente.

No le entendí, pero algo en mi me decía "¡sal, corre, huye!" pero mi hambre me decía"que mas da ve y come"

-¿Hacia dónde vamos?- le pregunte.

-Sígueme.- Se limito a responder, dio media vuelta y haciéndome una señal con la mano comenzó a caminar, yo lo seguí, camine y camine hasta que no pude mas, al ver que no podía dar ni un paso más, se me acerco y me alzo con una facilidad increíble, parecía como cuando cargas a un bebe de 3 meses, sin embargo tuvo un cuidado de no rozar su piel con la mía sin lograrlo. Su piel se había vuelto gélida, al sentirlo no lo comprendí yo solo supe que él ya no era aquel muchacho que conocía y tal vez quería hasta más que a un simple amigo, no pude mas con la duda y tontamente le pregunte

-¿Que te ha pasado tu piel? esta helada, ¿no quieres volver por una cobija?- me miro y se rió con ganas, negándose con la cabeza siguió andando, el recorrido había sido demasiado corto para 40km. Recorridos desde donde pare hasta la cuidad, y solo lo habían pasado 15 minutos.

¿Como llegamos tan pronto?-.le pregunte

Me bajo, y pidiéndome que me quedara allí mismo, desapareció. Al rato apareció trayendo dos personas ante mí, se acerco a mi oído y me dijo

-mejor come y después hablamos-.

Me negué, pero después de unos minutos.....Lo había hecho y me odiaba a mi misma por ello, ya más recuperada dije

-¿y bien?- respondió

-Veo que fuiste lista y te alimentaste, ve a termina de alimentarte y después quiero que te marches, aun siento que hueles de una forma que no sé si podré resistir-. Al oír esto me entristecí enormemente pero por más que mi cuerpo lo pedía, no brotaba lágrimaalguna de mis ojos ¿que me había pasado?

Yo estaba muy débil a pesar de haber podido comer en meses algo más que unos mendrugos de lo poco que aun se podía encontrar, la sangre zaceaba mi hambre pero rápidamente me transformaron en una adicta a consumir mas y mas, era una locura, debía controlar estos instintos primarios o terminar con mi vida lo más rápido que pudiera.

-Existe una solución-dijo mi amigo, sonriendo nuevamente

-¡¡Ayúdame Iván!!,¡¡ tú me metiste en esto, ayúdame que me muero de inanición!!-gritaba desesperada.

Lo siguiente que vi. fue que se abalanzo sobre mí, me beso el cuello y después me dolió como si me hubieran mordido varios animales, me ardía como si estuviera en llamas por dentro, no podía parar de gritar el primer día, el segundo día y no pare de retorcerme del dolor hasta el final del tercer día en que el dolor se fue yendo hasta que volvía abrir mis ojos, todo había cambiado yo era fría, blanca como una nube, más rápida que un auto al máximo de su velocidad, mis ojos eran color carmesí, y tenía una sed que me volvía loca pero sabía que sobreviviría, era más controlable.

2 comentarios:

isabella macouzet dijo...

suena muy interesante coka y jess ¡que bueno haberlas descubierto! y me encanto el blog, espero saber mas de ustedes pronto

irene dijo...

Maravilloso sencillamente es otra forma de describir una conversion, muy interesante
escribes realmente bien guapa
un abrazo
Irene Comendador